Depression & Anxiety campaign to Reach Latina Moms

Pregnant-mom_800

The Colorado Department of Public Health and Environment today launched a pregnancy-related depression and anxiety educational campaign for Spanish-speaking pregnant women and new moms. The campaign raises awareness of the symptoms and commonality of pregnancy-related depression and anxiety, and the support available for Latinas.

“Mental health is a heavily stigmatized subject in the Hispanic culture and is easily denied and overlooked,” said Dr. Yajaira Johnson-Esparza, a licensed clinical psychologist at Salud Family Health Centers and member of the state’s Spanish-Language Pregnancy-Related Depression Task Force. “It’s vital for moms to know they are not alone and that Colorado resources do exist for our community and culture.”

Pregnant-mom_2Women of color experience pregnancy-related depression and anxiety at rates double the average for all women. The experience often reflects a number of complex stress factors, including lower education, lower wages and less social support, as well as community-level gaps in services for referral and treatment.

Pregnancy-related depression and anxiety can occur any time during pregnancy through the baby’s first birthday. It may also happen after a miscarriage, pregnancy loss or after adopting a baby. Symptoms differ for everyone and might include the following:

●     Feelings of isolation and worry

●     Crying and sadness

●     Loss of appetite and trouble sleeping

●     Feelings of guilt, shame or hopelessness

●     Loss of interest, joy or pleasure in things you used to enjoy

●     Feelings of anger or irritability

Pregnancy-related depression and anxiety are treatable and may include improved self-care, social and familial support, and/or counseling. The new health department campaign uses Spanish-language television, radio, digital and social media, online resources, health care providers and community partners to reach Latina pregnant women and new moms with concerns. New moms can get the support they need through resources available at www.postpartum.net/ayuda and by calling a Spanish-language free and confidential phone line at 1-800-944-4773.

 “It’s okay to ask for help and put our needs first as moms because we best care for our babies and families when we care for ourselves, too,“ said Betsaida Jarama, a Colorado mom who experienced pregnancy-related depression and anxiety after the birth of her son. “Finding therapy and other women to talk to helped me get my anxiety and stress in control and understand it was common to experience what I was going through.”

The campaign builds on the state’s English-language pregnancy-related depression and anxiety campaign, launched in October 2016, but is based on market research with Colorado Latinas.

Dave Brendsel, División de Servicios de Prevención|303-692-2156|david.brendsel@state.co.us

PARA DIFUSIÓN INMEDIATA: enero 30 de 2018.

 

El Departamento de Salud del estado extendió su campaña sobre la depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo para llegar a las madres Latinas

 El Departamento de Salud Pública y del Medio Ambiente de Colorado lanzó hoy una campaña educativa en español sobre la depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo para mujeres embarazadas y mamás. La campaña aumenta el conocimiento en la comunidad sobre los síntomas y la frecuencia con que se presentan la depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo, así como la ayuda disponible a mujeres latinas.

   “La salud mental es un tema altamente estigmatizado en la cultura latina y con facilidad se niega e ignora,” dijo la doctora Yajaira Johnson-Esparza, una psicóloga clínica licenciada de Salud Family Health Centers y miembro del grupo de trabajo en español del estado sobre la depresión relacionada con el embarazo. “Es vital para las mamás que sepan que no están solas y que sí existen recursos en Colorado para nuestra comunidad y cultura”, agregó la doctora Johnson-Esparza.

Las mujeres de color sufren de depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo en índices que duplican el promedio de todas las otras mujeres. Esta aflicción con frecuencia refleja la acción de factores de estrés complejos, incluidos un nivel educativo más bajo, salario más bajo y menos ayuda a nivel social, así como carencias a nivel comunitario en los servicios de referencias y tratamiento.

         La depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo pueden presentarse en cualquier momento durante el embarazo y hasta el primer año del bebé. También pueden aparecer después de un aborto espontáneo, pérdida del embarazo o incluso después de adoptar un bebé. Los síntomas varían entre las personas y pueden incluir:

     Sentimientos de aislamiento y preocupación.

     Llanto y tristeza.

     Pérdida del apetito y dificultad para dormir.

     Sentimientos de culpa, vergüenza o falta de esperanza.

     Pérdida de interés, alegría o placer en las cosas que antes disfrutaba.

     Sentimientos de enojo o irritabilidad.

La depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo son tratables y su tratamiento puede incluir un mejor cuidado propio, apoyo social y familiar o terapia. La nueva campaña del Departamento de Salud usa televisión, radio, medios digitales, redes sociales y recursos en línea en español, así como proveedores del cuidado de la salud y socios comunitarios para llegar a las mujeres embarazadas y mamás latinas que tienen inquietudes sobre este tema. Las mamás pueden obtener la ayuda que necesitan a través de recursos disponibles en www.postpartum.net/ayuda y llamando de manera gratuita a la línea de ayuda confidencial y en español al 1-800-944-4773.

     “Está bien pedir ayuda y atender primero nuestras necesidades como mamás pues así cuidamos mejor a nuestros bebés y de nuestras familias” dijo Betsaida Jarama, una mamá de Colorado que sufrió depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo después del nacimiento de su hijo. “Encontrar terapia y a otras mujeres con quien hablar me ayudó a controlar mi ansiedad y estrés, así como a entender que era común sentir lo que estaba sintiendo”, comentó Betsaida.

La campaña es una expansión de la campaña en inglés sobre la depresión y ansiedad relacionadas con el embarazo lanzada en octubre de 2016, pero se basa en una investigación de mercado sobre las mujeres latinas en Colorado.